De un hombre común a una Roca

“Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: Antes que cante el gallo, me negarás tres veces. Y saliendo fuera, lloró amargamente”.Mateo 26: 75

Para muchos de nosotros este hecho es uno de los que marca un antes y un después en la vida de Simón Pedro, había estado durante alrededor de 3 años con su Maestro, había visto milagros, era uno de sus más cercanos, le conocía, pero por esta razón debía enfrentar una de las pruebas que sin lugar a dudas marcaría su vida: Negar a su Maestro.

No solo era decir 3 veces una frase, sino que era negar todo lo que había visto, oído y vivido.

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos negado a Jesús, ya sea verbalmente o mediante nuestras actitudes o acciones. Hemos dejado a un lado todo lo que hemos visto y oído de Él, y nos dejamos llevar por las emociones o sentimientos del momento, en este caso al igual que Pedro, por el miedo.

Pero nada nos hace distintos a él, somos igual de imperfectos y pecadores. Y al igual que él, después de negarle, hemos recobrado la razón y comprendemos la magnitud de nuestro pecado, y el sentimiento de culpa es terrible, es en ese momento en que Satanás viene a susurrarnos al oído mentiras por ejemplo: ¿Cómo tú que te dices hijo de Dios, haces esto?, ¿Y ahora como queda el nombre de Jesús y el evangelio que tanto defiendes?, entre otras mentiras.

Muchos se han dejado llevar por esas emociones y han cometido errores aun más grandes en contra de sí mismos, como si aquello solucionara en algo lo que ya realizamos.  

Pero al igual que la vida de Pedro, la nuestra puede cambiar, no en vano en Hechos 2 vemos a un Pedro totalmente diferente, hablando lleno del Espíritu Santo y ya no con dudas ni temores.

Todo lo acontecido anteriormente no solo forjó su carácter sino que le dio la certeza de que el evangelio no era de condenación sino de perdón y restauración para todo aquel que lo deseara, y no era un mero discurso, sino que él mismo  había experimentado, la gracia, el perdón y el amor de su Maestro a quien había negado. Jesús necesitaba un hombre así, sabía que muchas cosas de sus caracter tendrían que ser modificadas, pero sabía que su Obra estaría segura y que el mensaje no sería callado en un hombre como él.

Al igual que él, tu y yo le hemos negado muchas veces, dejándonos llevar por las circunstancias y la desesperación, pero podemos estar confiados que cada vez que nos acercamos ante su Presencia con un corazón sincero y deseoso de perdón, lo obtendremos.

Lucas 7:47 dice “Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; mas aquel a quien se le perdona poco, poco ama”. 

Y Pedro lo había entendido así.

La  muerte de Jesús en la cruz no fue por nuestras buenas obras, sino por el perdón de cada uno de nuestros pecados…y si Dios perdonó a uno que estuvo con Él y anduvo junto a Él y vio todo lo que Él hizo, nada nos impide que obtengamos su perdón y restauración.

Finalmente John F. MacArthur en su Libro “Doce hombres comunes y corrientes” dice:

…”Pedro era exactamente como muchos cristianos son hoy día: carnales y espirituales. A veces sucumbió ante los hábitos de la carne; otras, actuó en el Espíritu. A veces fue pecador, pero otras actuó como un hombre justo tiene que actuar. Este hombre vacilante, a veces Simón, a veces Pedro, era el líder de los Doce”…

Bendiciones! 🙂

Wey-Tepuy--12-
Tepuy Wey, los tepuy son montañas son las formaciones expuestas más antiguas en el planeta 
Anuncios

El profeta Amós y el plomo de Dios

Les comparto la parte final de lo que fue un trabajo que tuve que realizar para el Instituto Teológico, que consistía en hacer una pequeña reflexión con el profeta que uno eligiera, en mi caso fue Amós:

Durante todos los capítulos de Amós podemos ver las diversas sentencias que Dios hace a las naciones vecinas y a Israel mismo, como en el capítulo 7 que le da diversas visiones (una invasión de langostas; un fuego devorador; el albañil con la plomada; el canastillo de fruta; y el santuario derribado). Cada una tenía un significado simbólico, el cual claramente mostraba que el Señor se proponía terminar con el reino de Israel si la gente no se arrepentía.

Pero me gustaría centrarme en la visión del albañil con la plomada. Amós 7:7-8 dice: “Me enseñó así: He aquí el Señor estaba sobre un muro hecho a plomo, y en su mano una plomada de albañil. Jehová entonces me dijo: ¿Qué ves, Amós? Y dije: Una plomada de albañil. Y el Señor dijo: He aquí, yo pongo plomada de albañil en medio de mi pueblo Israel; no lo toleraré más”.

Para alguien que no tiene conocimientos sobre construcción en lo más mínimo como yo, fue de mucho asombro cuando averigüé que el plomo es un instrumento que usan para medir la exactitud de una construcción, indica si una medida está chueca o está derecha. Y según aquí parece simbolizar que la justicia de Dios prevalecerá y juzgará a Israel por sus sendas erradas. Toda maldad será descubierta, medida (o sea, juzgada) y destruida.

Pero en nosotros, cómo podríamos relacionarlo? Pese a que se trata de un juicio hacia un pueblo, el elemento de la plomada nos indica que nuestra vida debe ser guiada por el plomo de la Palabra de Dios y nada más, solo con ella se mantendrá derecha, de forma correcta. En todo lo que hagamos debe ser el centro Dios y la forma de que eso sea así es escudriñando su Palabra y que nuestra vida sea expuesta a la luz de ella. Quizás en algunas ocasiones no estaremos muy rectos y Dios tendrá que enderezarnos hasta que logre la medida exacta que necesita en nosotros, quizás ese proceso nos duela, pero como podemos ver lo que dice Jeremías en 18, es Dios quien trabaja en nuestras vidas, y como dice el verso 4 cuando la vasija se echó a perder en su mano, hizo una nueva como a Él le pareció mejor. De esa misma forma trabaja Dios continuamente en nuestros corazones y es necesario que cada día pongamos el plomo de la Palabra de Dios y nos examinemos a la luz de ella.   

Bendiciones!

hqdefault (1)

Síndrome de Jonás

Todos conocemos la historia de Jonás, el profeta desobediente al que Dios da un mandato y este desobedece y se va hacia otro lugar huyendo de la orden de Dios.

Cuando somos pequeños (en algunos casos) nos hacen pintar a Jonás orando al interior de un gran pez, y siempre es eso lo que se destaca de la historia, su desobediencia. Incluso yo en otra entrada algunos años atrás en este blog escribí otra reflexión sobre esta misma historia. Pero hoy quiero destacar, no su desobediencia, sino su arrepentimiento.

Cuando vamos y leemos el capítulo 2 de Jonás, vemos su oración dentro del vientre del pez, así dice la Biblia, y vemos que él con mucha sinceridad reconoce su condición de hijo rebelde y se arrepiente, es tal su arrepentimiento que el verso 10 dice “Y mandó Jehová al pez, y vomitó a Jonás en tierra”. 

Pero me gustaría destacar el verso 9 del capítulo 2, donde vemos que Jonás comprende que debe cumplir con lo que Dios le encomendó Pero yo te ofreceré sacrificios con cantos de alabanza, y cumpliré todas mis promesasPues mi salvación viene solo del Señor». (NTV)

Por qué hablar del arrepentimiento de Jonás? No les ha pasado a ustedes en que Dios les ha mandado a hacer algo, y no lo quieren hacer? o bien, Dios les da a entender para lo que les ha traído a este mundo (con lo que Dios soñó antes de que nacieran) y ustedes simplemente no lo quieren hacer? o encuentran que es mucho, y cada vez que Dios les da señales de que deben hacerlo, ustedes se niegan a ello? Así tipo Moisés cuando Dios lo llama.

Bueno señoras y señores, quien escribe es la primera en levantar la mano respecto de todos estas menciones, ya que como he escrito en otras ocasiones, me identifico muchísimo con Moisés, por sus dudas, pero también con Jonás por no querer hacer caso a lo que Dios muchas veces me ha ordenado hacer…lamentablemente, he visto las consecuencias de mi desobediencia, y Dios no me ha enviado un gran pez una sola vez, sino varias veces, y ahí mismo, al interior del pez he reflexionado y pedido perdón por mi desobediencia.

Les cuento, durante estos últimos meses Dios me ha llevado a meditar mucho en mi trabajo que estoy haciendo a nivel local, y de una forma u otra me ido llevando a entender el propósito por el cual creo he venido a este mundo, ha sido de tal forma en que estoy casi convencida de lo que es, hay bien pocas dudas al respecto, ya que Dios mismo me ha llevado a recordar muchas situaciones incluso de mi infancia donde he estado haciendo aquello, muchas cualidades y características que en su momento tanto me desagradaron, Dios me ha hecho comprender que con esto todo tiene sentido, incluso ha sido de tal forma que peticiones y deseos muy personales acerca del futuro no me había dado cuenta que se relacionan con aquello.

Pero dirán, ¿Pero relación tiene Jonás, su desobediencia y posterior arrepentimiento con todo lo que está narrando, pareciera que no tuviera relación? Pues si tienen, porque al ir comprendiendo poco a poco lo que Dios me estaba hablando, me he negado a aceptarlo. Claro, he dicho “si Señor, tienes razón, pero no lo haré, es mucha la responsabilidad”. Y ahí estaba en plan Jonás: no importa lo que Dios diga, yo no lo voy a hacer…

Pero saben? Anoche después de tener un tiempo muy especial en oración, comprendí algo, y es quizás lo que Jonás entendió al interior del pez, y es que aun cuando yo considere mucho a lo que Dios me está llamando, seré obediente a su voz, y a lo que Él me ha llevado a hacer, ya no le diré “no Señor, es mucho” o bien “no, cómo lo voy a hacer yo?, sino que solo me rendí ante su voluntad y mas que preguntarle el “Cómo”? simplemente le dije “ordena y prepara todo, guía mis pasos y ayúdame a hacerlo”.

Y es que…a caso no fue algo así lo que dijo Jonás en el verso 9? Por esa razón, les quiero instar a que, no le des mas vueltas a lo que sabemos que Dios nos está llamando a hacer…porque saldremos trasquilados (como se dice acá), Dios cumplirá su propósito de la forma que sea, pero lo cumplirá…sabes por qué? porque el propósito no es contigo, es con las personas a las que Dios quiere revelarse, tu eres solo el instrumento, el medio que Dios quiere usar para llegar a ellas. Así fue con Nínive, el protagonista era la ciudad y lo que Dios había ordenado que haría, no era Jonás, el profeta se destaca por su mala actitud y por su forma de actuar frente a la orden de Dios, pero siempre he pensado que si Jonás hubiera seguido en su porfía, Dios hubiera usado a otro profeta que si hubiera obedecido.

Vamos!! no perdamos el privilegio de ser usados por Dios y que Su Nombre sea conocido y glorificado en la vidas de tantas personas que aun deben ser alcanzadas.

Y si tu eres de los míos que  le das la vuelta como yo al llamado, siempre podremos arrepentirnos y reconsiderarlo al interior de un gran pez, y cumplir el mandado de Dios y ser de bendición donde Dios lo haya establecido. (Pero es mejor no esperar que aparezca el gran pez, al interior de el no es muy agradable estar). 😉

Bendiciones!

20130331b

 

“Jóvenes con el anhelo de guardar su corazón”

Con el pasar de los días me he dado cuenta que tiendo a publicar reflexiones con un enfoque más generalizado, aun cuando siempre digo que amo poder servir a los jóvenes. No es que no quiera escribirles, sino que aun siento que me falta mucho por aprender de la vida para poder entregar una lección certera. Pero hay un tema en especifico que estas últimas semanas ha movido mi corazón y es de aquello que hablaremos hoy: Guarda tu corazón!

En Proverbios 4, vemos a un sabio Salomón dando hermosos consejos, como si se tratara de una carta a un futuro hijo/a o bien, como si este fuera un adolescente y le estuviera entregando consejos…podríamos estar horas y horas hablando de cada uno de los versículos del capítulo 4, pero nos detendremos en verso 23, la Nueva Traducción Viviente dice Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque este determina el rumbo de tu vida”, otras versiones como la RV1960 dice “porque de el mana la vida”.

Pero: ¿Qué es guardar nuestro corazón? Sin querer hacer un estudio profundo sino solo una reflexión acerca del tema, mencionaremos que se trata de “protegerlo de todo lo que lo pueda dañar”. Pero entonces: ¿Qué puede dañar nuestro corazón? La Biblia nos dice en muchos pasajes como protegerlo, y qué es lo que lo daña, un ejemplo de ello son las obras de a carne (Gálatas 5:16-23), entre otras.

1452940761avazak (7)

Pero ¿Para qué todo esto? Mis queridos, Dios los ama con un amor tan grande, que desea que puedas guardar, proteger tu corazón tanto como Él cuida de nosotros. Eso es algo que no todos comprendemos.

Sé que te estás preguntando “y el consejo acerca de las relaciones y las decisiones a qué hora”? jajaja bueno, sé que durante nuestra etapa de adolescencia, muchas veces creemos “encontrar al o la chica/co correcto” pero con el pasar de los años nos damos cuenta que ese príncipe se convierte en sapo o viceversa. ¿Por qué no es recomendable que entregues tu corazón durante la adolescencia? Porque estás buscando tu propia identidad, estas definiendo quien eres, y si aun estas en ese plan, es mucho más difícil que pueda tomar una decisión correcta acerca de esa persona especial. No niego que hay excepciones y siempre que escuchamos eso, nos quedamos pensando: “yo soy la excepción”, pero eso no lo sabrás sin antes orar y buscar mucho de Dios.

Mis queridos, siempre soy muy enfática en esto: “no entregues tu corazón cuando sabes que aun hay cosas dentro de ti, heridas que aun no han sido sanadas, no busques que esa otra persona venga a curar lo que aun no le has dejado a Dios hacer”… Comúnmente se les llama “media naranja” pero no se trata de eso, tu naranja debe estar completa y la de él o ella también para que juntos sean unas frutas sanas…tu completo, él o ella completos, a medias la cosa no funciona, porque solo les traerá complicaciones, dos corazones heridos nunca podrán sanarse mutuamente, al menos uno debe estar sanito para poder ayudar al otro. Te lo explico de otra forma más sencilla, acudimos al médico ¿Por qué? Porque el estudio acerca de como sanar nuestro cuerpo, y sabemos que él tendrá el remedio necesario para que nos curemos, no acudiríamos a cualquier persona que no sea un especialista para curarnos cierto? Pues lo  mismo debiéramos hacer con nuestro corazón…acudir al médico primero para que Dios lo sane y después podamos estar listos y preparados para poder compartirlo con esa persona especial.

Y ahora, respecto de aquellas decisiones que sabemos que no son correctas pero los años han pasado, y aquí entre nos, muchas veces necesitamos que nos digan cosas lindas, que alguien piense en nosotros, que sepamos que somos únicos/as para él o ella, y que vea lo mejor en nosotros. Y no les niego, somos humanos y por ende fuimos creados con emociones y sentimientos, por lo tanto es normal sentirnos así, pero chicos, no podemos solo buscar satisfacer nuestras propias necesidades y que  solo nosotros nos sintamos bonitos. Creo que te darás cuenta que estás tomando una buena decisión o errónea cuando en vez de pensar en tu propio bienestar, piensas en las consecuencias o en el efecto que tu decisión puede tener en la otra persona (no eres quien para que por tu causa la otra persona termine lastimada) recuerda que no están en juego tus propios intereses, si no el propósito que Dios tiene para tu vida, y ahí siempre habrán otros que se verán afectados (las personas que Dios por misericordia te permitirá alcanzar con el mensaje, etc). Es por ello que el noviazgo, (porque la Biblia no menciona pololeo o como se le diga en tu país) es mucho más que alguien nos haga sentir bonito, el noviazgo es con miras a formar una familia (hay un proyecto, un propósito divino que Dios tiene), y ahí ya hablamos de palabras mayores. Es por eso que Dios nos manda, nos ordena “guarden sus corazones”, no es “si quieren, guárdenlo”, es “guarda”, es una orden.

Dios anhela que podamos vivir nuestras etapas en el tiempo que Dios ha establecido para cada uno de nosotros, todos somos diferentes, y por ello es necesario que estemos en constante comunicación y búsqueda de Dios para que Él nos conduzca y nos diga cuándo es el tiempo perfecto.

Estoy convencida que cuando sus tiempos son perfectos todo saldrá bien, y con ello no digo que no habrán dificultades, pero Dios es el creador del amor, porque Él es amor, y ese amor será fuerte, maduro y será dulce.

Cualquier emoción que tengas antes de eso, es solo eso…emoción y debes pedir dirección a Dios para que sea quitada (porque no se a ti, pero para mí son incomodas).

Hoy en día, y en los años que llevo sirviendo a jóvenes veo como muchos se dejan llevar por lo que creen “es amor”, pero en muchos casos he visto con el pasar del tiempo como terminan con el corazón roto y herido…sinceramente, creo que Dios no quería eso, sino que esperáramos al tiempo perfecto.

Quizás en otra ocasión podemos hablar de ¿Cuándo es el tiempo perfecto? Pero por ahora, quiero que puedas motivarte a guardar tu corazón.

No es una oreja, un ojo, una mano, una pierna la que debes guardar, es tu corazón, lo más preciado y es lo que Dios más ama de ti.

Finalmente mis queridos, independiente de la etapa en que te encuentres te invito a que disfrutes!! Sé que la espera es algo difícil (y esa sería otra idea para otra entrada del blog, ya llevamos 2 :D) pero cuando se la confiamos a Dios, créeme que es más llevadera, incluso en muchas ocasiones ni te percatas de aquello, porque tu enfoque es otro. Te invito a que decidas guardar tu mayor tesoro para esa persona especial que en algún lugar del planeta espera por ti, y que desea que puedas guardarte para el o ella, y con ello me refiero a palabras, caricias, regalos, pensamientos, etc, todo aquello que sabes que solo podrás entregar a esa persona única y especial. No se lo entregues a cualquier persona, sin antes estar seguro/a que  se trata de esa persona especial…y algún día cuando estés en el altar frente a él o ella podrás decir “valió la pena esperar”.

Recuerda: tu corazón es algo muy valioso como para que lo andes entregando frente a cualquier emoción, las emociones son pasajeras, así como llegan se van, cuando es realmente amor, ese perdurará, si me crees, lee 1° Corintios 13.

Te recomiendo leer el libro “Dije adiós a las citas amorosas” de Joshua Harris, es largo pero iniciaras un hermoso viaje hacia la sanidad de tu corazón y atesorarás la espera como el tiempo más especial que Dios te haya permitido.

Bendiciones!

#ReflexionesCortas

La semana ante pasada me encontré con esta frase “Sin embargo, Moisés no buscó el honor de ser el padre de un nuevo pueblo, al contrario, oró a favor de quienes él había dedicado su vida, mostrando que el papel del profeta incluye intercesión tanto como el presentar las palabras de Dios”… (Comentario Bíblico siglo XXI)

El texto continua, y es buenisimo, pero a lo que quiero llegar es que muchas veces como líderes no siempre las cosas nos salen bien, y no siempre todo el mundo nos hace caso, por mas que nos gustaría. Así mismo le pasó a Moisés, el momento que se ilustra en la frase es cuando el pueblo cansado de esperar  que Moisés baje el Sinaí, se comienza a desesperar ya que necesitaban algo a quien adorar, producto de esto obligan a Aarón a que les haga un becerro de oro y lo que sucede después ya es historia.

Pero la frase que marcaba al inicio nos habla del corazón de Moisés, él sabía claramente que Dios lo había escogido como líder del pueblo pero no como patriarca, es decir, él sabía que de él no vendría la nación de Israel, él solo era parte de la forma como Dios cumpliría su pacto entregado a otra persona, él sabía cual era su lugar en todos los hechos, por eso me gusta mucho, ya que pese a que era tentadora la oferta, la rechazó e insistió ante Dios que recordara su pacto hecho a Abraham, Isaac y Jacob, de ellos provenía el pueblo que ahora había desviado su corazón a otros dioses.

Por qué todo esto? Porque él solo siguió orando y pidiendo a Dios que no olvidara su pacto, y producto de eso, Dios perdona al Pueblo.

A nosotros muchas veces las cosas no nos salen como nos gustaría, y creo que así se deben sentir muchas veces nuestros pastores de las Iglesias cuando piden que acudamos a los llamados y no lo hacemos…

Estos días una persona me instó a seguir orando por una situación sucedida, y pucha que costó, pero poco a poco Dios ha tomado el control y dado paz a mi corazón. No es fácil, se anidan muchos sentimientos desagradables, pero nuestra perseverancia siempre tendrá sus frutos. Dios perdonó al pueblo y el pacto fue renovado, el propósito central no era Moisés y él lo sabía muy bien. era el pueblo.

Queridos líderes, durante nuestro servicio seremos probados y nuestras emociones y sentimientos serán expuestos y puestos a prueba, pero lo importante es que siempre seamos sinceros ante Dios, y se lo entreguemos a Él. 

Recordemos que nuestro servicio es por ellos, por quienes estemos sirviendo y no se trata de nosotros, si seremos probados y procesados, pero siempre será para servir de mejor manera a otros.

La palabra de Dios dice “No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos” Gálatas 6:975560904e4e3b977ba3ba7eea52ae72e

Bendiciones!

“Dar el ejemplo” V/S “Dar un buen ejemplo”

Hace unas semanas atrás  comencé un diplomado por Internet sobre Liderazgo Social y pese a ser “secular” y no cristiano, contiene muchas enseñanzas que todo líder cristiano debe tener, dentro de las Unidades iniciales esta ¿Que es un líder?; Características del líder, entre otras más. Pero me llamó bastante la atención una de las presentaciones en que salía la imagen que coloqué, dice “y…¿Dónde está el Líder? una de las principales características de un líder es <<dar el ejemplo>>. Eso es diferente a decir un <<un buen ejemplo>>, porque un dirigente que no cumpla con el mínimo de llegar a la hora a sus compromisos, no tiene un bien comienzo”…

Y no les niego que me dejó pensando bastante, que esto es enseñanza secular, pero tiene razón en que muchas veces se tiende a confundir “Dar el ejemplo” a “dar un buen ejemplo”, el liderazgo no siempre funcionará si por años se da el “ejemplo”, eso muchas veces puede no ayudar mucho, ya que se tiende a intentar cumplir un cierto modelo de conductas adecuadas, haciendo parecer que el líder jamás podrá equivocare, ya que “debe dar el ejemplo”. Les puedo decir en base a mi pequeña y corta experiencia en el ministerio que eso lo que produce varias consecuencias tanto para quien lidera como para los que están bajo el liderazgo. Respecto del líder, este tiende a sentirse cansado y presionado por no cometer errores, pues debe dar el ejemplo y en los demás hacen que poder acercarse al liderazgo sea una muy mala idea ya que no quieren estar expuestos a la presión que el líder muestra. Como cristianos nuestro deber es parecernos a Cristo, y aunque cada día pareciera bastante difícil, sabemos que debemos intentarlo, pero esto no debe producirnos temor, sino que debe motivarnos.

Yo durante muchos años pasé creyendo que lo de liderar no era para mí, pues según yo no tenía las cualidades ni requisitos para hacerlo, provengo de una Iglesia que siempre tiene líderes bastantes carismáticos en todas las áreas de la Corporación a la que pertenecemos, son personas instruidas y con grandes personalidades y caracteres, razón por la que para mi el liderazgo era algo que no iba conmigo. Los años pasaron y Dios ha preparado todo, no solo las cosas y el lugar sino mi corazón, guiándolo a buscar un servicio, más que mirar lo que yo puedo entregar. Por eso siempre hablo y escribo de lo que he vivido, porque ese es otro punto de todo esto. Nuestra pega no es mostrarnos como “casi perfectos” ante quienes lideramos, sino mostrarles a ellos que somos tan humanos y pecadores que ellos, quizás hemos aprendido algunas cosas que ellos aun no, pero de perfección nada!! solo hubo uno solo que si lo fue y ese es Jesucristo.

Por eso que la frase “dar ejemplo” v/s “dar un buen ejemplo” se contraponen, la primera es intentar seguir un conducto regular que es muy probable que no se consiga, en cambio la segunda es mostrar una vida de santidad, pero enseñar los errores y las caídas que antes tuvimos que experimentar para ser lo que somos.

Finalmente 1° de Timoteo 4:12 nos dice“No permitas que nadie te subestime por ser joven. Se un ejemplo para todos los creyentes en lo que dices, en la forma en que vives, en tu amor, tu fe y tu pureza” (NTV). Pablo nos llama a ser “un buen ejemplo en todo nuestro actuar y frente a todos” Y el verso 15 viene a sellar todo “Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos”. (RVR 1960). En otras palabras, nos dice que si hacemos todo ello, no será necesario decirlo sino que el resto se darán cuenta por si solos de todo.

Bendiciones!! 🙂

unnamed1234567uijhg
Imagen de contenidos del Diplomado  de “Liderazgo Social”, BiblioRedes.cl