#HaciendoelIntercambio

Haciendo el intercambio
Muchas de las actitudes y costumbres que vemos actualmente en los noviazgos, están
directamente en conflicto con el estilo de vida de amor prudente que Dios desea que
vivamos.
Permíteme hacerte alguna preguntas un poco directas ¿Estás dispuesto a romper con las reglas establecidas por nuestra cultura, con tal de experimentar lo mejor que Dios
tiene reservado para ti? ¿Estás dispuesto a entregarle todo a Él, en un total
compromiso de entrega personal?
La siguiente historia relatada por uno de mis predicadores favoritos, el Rabino
Zacharías, ilustra claramente la toma de decisiones a la cual nos enfrentamos.
Cierto día, un niño tenía una bolsa con canicas, le ofrece a una pequeña niña que
tenía una bolsa con golosinas, hacer un intercambio. La niña asintió gustosamente a
hacer el canje, pero el niño al sacar las canicas se siente que no puede separarse de
algunas de ellas. De forma deshonesta, saca tres de sus mejores canicas y las esconde
debajo de su almohada; hacen el intercambio y la niña nunca se da cuenta de que el
niño la engañó. Pero esa misma noche, mientras la niña duerme profundamente, el
niño no lograba sentir paz. Con sus ojos muy abiertos pensaba dentro de sí: ¿me
pregunto si ella también guardó sus mejores golosinas?

Al igual que ese pequeño niño, también nosotros andamos en esta vida inundados
por la pregunta: ―¿Me habrá dado Dios lo mejor que tiene para mí?‖ pero la
pregunta que primero debemos contestar es lo siguiente: ―¿Le estoy dando yo a dios
lo mejor de mí?‖
Tú y yo nunca podremos experimentar lo mejor de parte de Dios – en la soltería o en el matrimonio – hasta que no nos entreguemos completamente a Dios. Nos
hemos quedado con actitudes antiguas, aferrándonos neciamente a un estilo de vida
de acuerdo al mundo nos llevará a una supuesta plenitud. Dios nos está pidiendo
que le demos todo a Él.
Seguir leyendo “#HaciendoelIntercambio”

Anuncios