#NoesmiFuerzaeSuGracia

Hace tiempo un tiempo atrás encontré una imagen que dice “no es mi fuerza, es su gracia”, y siempre pensé en mostrarla a otros cuando las cosas estuvieran saliendo bien y todo marchara como yo quisiera que estuviera…pero también he leído sobre la gracia este ultimo tiempo y aprendí que era mucho mas que “un regalo inmerecido” si no que esta actúa en conjunto al Espíritu Santo cuando creemos que no podemos hacer algo. Ahora…durante todo este tiempo creí que esa gracia de la que había venido estudiando solo actuaba cuando nos sentíamos débiles y pensábamos que no podríamos lograr algo, pero no la contemplaba actuando cuando aun pese a mi incapacidad, no pudiera lograr el resultado que deseaba...siempre asociamos la gracia cuando las cosas están saliendo mal y luego ella entra y las cosas se tornan diferentes…pero que pasa en nosotros cuando las cosas que creíamos que saldrían bien…se tornan al revés y no salen como esperábamos? como nos paramos nuevamente y continuamos? a caso esa no es la mayor muestra que Dios nos esta dando al reflejar en nuestras propias vidas, lo que es verdaderamente su Gracia?
Siempre la asociamos a un buen resultado, siempre vemos la ecuación:
(-) + (-) = (+)
pero que pasa cuando es
(-) + (+) = (-)?

Cuando el resultado final no es lo que esperamos? la Gracia de Dios esta obrando de la misma manera!! y aun mucho mas, al demostrarnos que aunque todo ande mal, y ni nosotros mismos quisiéramos pararnos nuevamente, pero terminamos haciéndolo sin saber por que…esa es la gracia, es esa fuerza sobrenatural que surge en nosotros cuando ya no queremos seguir luchando, porque hemos visto que la batalla ha sido dura y nos han herido, y caminar casi no podemos, las fuerzas no nos alcanzan para movernos…pero aun así seguimos caminando…con nuestras fuerzas? no! Cuando Pablo en 2° Corintios 12:9 nos habla de que cuando es débil entonces sera fuerte, no dice en ningún momento que las cosas serán transformadas y que por arte de magia serán cambiadas y que todo andará bien, y que todo se tornara automáticamente a nuestro favor…en ninguna parte lo dice, solo menciona que nuestra actitud frente a esa situación sera cambiada, que aun cuando todo sea oscuro y siga estando así…su GRACIA nos bastara porque sera ella la que nos permitirá poder seguir caminando, gracias a ella podremos llegar al termino de la prueba y ver lo que tanto anhelamos.
“No es mi fuerza, es su GRACIA”, Podremos decir cuando muchos nos vean en el suelo, cansados, tristes, agotados, pero aun así continuando hacia la meta que Dios ha trazado para nuestras vidas…en eso consiste todo ello…que entendamos que es probable que nuestra vida no sea 100% color de rosas, pero que los tiempos que tengamos dicha y tranquilidad no olvidemos como el poder de Dios ha obrado en nuestros tiempos de dolor e intranquilidad.

Anuncios