Corriendo a un mismo ritmo

Hace un momento atrás al caminar meditaba en que cuando estaba en enseñanza   básica o media (en otros países primaria o secundaria, etc.) los profesores de educación física ( clase de gimnasia) nos decían que para poder rendir bien en los exámenes de resistencia, había que mantener un ritmo constante, no se trataba de cuán rápido fuéramos corriendo, ya que lo más probable es que nos cansaríamos y terminaríamos rindiéndonos más fácilmente…en cambio podíamos ir trotando a un mismo ritmo pero más bajo, si eso era constante durante todo el trayecto lograríamos durar los minutos de trote que nos pedían…

Ahora lo mismo pasa en nuestra vida espiritual con Dios, el que  alcancemos  rápidamente algunas cosas no significa que seremos más resistentes cuando vengan las dificultades, los que corren rápido se cansan más rápido y no logran terminar la carrera…En cambio si mantenemos un mismo ritmo, aun cuando seamos pasados muchas veces por otros, nosotros lograremos llegar a nuestra meta y si vienen momentos duros podremos enfrentarlos y no decaernos fácilmente. El apóstol Pablo ya lo señala en  Corintios 9:24-27: 

¿No se dan cuenta de que en una carrera todos corren, pero sólo una persona se lleva el premio? ¡Así que corran para ganar! Todos los atletas se entrenan con disciplina. Lo hacen para ganar un premio que se desvanecerá, pero nosotros lo hacemos por un premio eterno. Por eso yo corro cada paso con propósito. No solo doy golpes al aire. Disciplino mi cuerpo como lo hace un atleta, lo entreno para que haga lo que debe hacer. De lo contrario, temo que, después de predicarles a otros, yo  mismo quede descalificado”

Anuncios

Una Pequeña Decisión

Hace bastante que los tengo abandonados, es que sinceramente no tenia inspiración o ganas de escribir, pero hoy me di cuenta que ya era mucho tiempo, para alguien que se supone que le gusta escribir, así que mientras me hacia muchas preguntas respecto de lo que les podía halar hoy, Dios traía a mi mente un gran momento vivido en el mes de Enero, y es de eso del cual nos enfocaremos hoy, y es sobre las Decisiones que tomamos.

 Si las decisiones, no es algo que nos guste mucho tomar, ya que eso nos traerá consecuencias, buenas o malas, y siempre nos gustaría que fueran positivas, pero no siempre es así.

Yo durante el año 2009 aprox. en el mes de Julio tome una gran decisión, después de ver a varias personas y de no gustarme su forma de ser, le pedí a Dios con todo mi corazón que no quería llegar a  ser como ellos eran (se preguntaran sobre que? me refiero a personas que tienen que ver con mi carrera), los vi, y dije en mi corazón un día “No quiero llegar a ser así cuando egrese y trabaje”, y fue tanto que un día, se lo pedí a Dios con todo mi corazón,le dije “no quiero ser así, si es posible cámbiame, pero al final no quiero así”. Los meses pasaron y las cosas poco a poco comenzaron a cambiar, obviamente no en ellos, sino que en mi, Dios comenzó a usar este mismo medio para hacer de mi, lo que Yo misma había pedido, un corazón humilde, sincero y que sea diferente. La única manera que Dios uso para cambiarme fue mi educación universitaria, prueba tras prueba, examen tras examen y todos malos…termine ese 2010 con un semestre muy mal rendido, pero al final en vez de sentirme terrible me sentí tranquila, porque me di cuenta que me gustaba lo que hacia, y eso me daba mas fuerzas para seguir, y así pasaron los años 2011, 2013 y 2014, pero en el 2011 paso una de las cosas mas fuertes que viví, que hizo que el orgullo que tenia mi corazón fuera destruido, o al menos sacado en su mayoría, estuve apunto de ser expulsada de mi carrera, por reprobar un ramo por 3era vez, lo peor de ese momento fue que vi la mano de Dios moviendo todo para que eso sucediera…Entonces mi mundo se vino en cima, todo comenzó a derrumbarse sobre mi, ese sueño ya se estaba esfumando y mientras la familia pensaba en lo que yo podría hacer con mi futuro…

Les cuento esto no porque me sea agradable, claramente hoy  esa herida ya no duele, pero fueron procesos, cada año era un proceso y una batalla en la cual luchar, pero a que voy con esta historia, es que durante mucho tiempo me culpe por esa petición que hice el 2009, me decía “pero ni no hubiera pedido eso, nada hubiera pasado y no estaría como hoy”, aun sabiendo que Dios había aprobado eso, El mismo un día me lo confirmo, al decirme que solo había cumplido con lo que yo le pedí. Pero aun así, me seguí culpando, lo vi como el mayor error que podría haber cometido, ya que eso me trajo muchos malos momentos…

Pero Saben, viene a mi mente este querido personaje: Jacob, al robar la bendición que era de su hermano y al hacerle caso a su madre, creo que El muchos años tiene que haberse culpado de esa decisión, de por que le hizo caso a su madre y robo la bendición de su hermano, ya que por esta razón estuvo muchos años escondido de su hermano.

Ahora…volviendo a mi historia, un día preparándome a estudiar para un examen final en el mes de enero, Dios me pone en el corazón esta decisión otra vez y me dice “tu dices que por que y por que hiciste esa petición, y te preguntas como hubiera sido tu vida sin ella, yo te digo que fue la mejor petición que haz hecho” Y me ilustra en mi mente que mientras yo oraba, El en el cielo preguntaba a los ángeles si había alguien en le tierra que quisiera cambiar su vida, y no ser igual al resto, alguien que quiera ir contra lo que todos hacen, alguien que no busque alcanzar la cima como todos, sino que alguien quiera llegar pero siendo distinto…entonces al preguntar eso…los ángeles dicen “Señor mira”!! Y estaba yo ahí en ese momento orando pidiendo no contaminarse con lo que los demás eran, un especie de Daniel que quiso en su corazón no contaminarse con la comida del rey…Dios me dijo “cuando no había nadie que buscara eso, tu lo hiciste, y esa decisión que piensas que te trajo muchas cosas malas, porque lagrimas te trajo, hoy es la mejor decisión que tomaste”. Y entonces comprendí que era así, porque miraba a mi alrededor y por medio de todo eso, compartí con muchas personas a las cuales yo antes rechazaba por sus resultados, comparti en cierta forma con todos los que el mundo rechazo, ahi estuve yo…Y no estaba para ser iguales sino para cambiar actitudes. 

Es por ello que hoy les digo “sus decisiones pueden cambiar el rumbo de sus vidas, si y quizás lloren mucho, y la asen muy mal, pero llegara el día en que se den cuenta en que no podo existir una mejor decisión que esa, aunque están marcados, aunque tengan heridas de guerra en su cuerpo, pero sin duda, no cambiarían ningún día por volver a vivir lo que han vivido”.

Finalmente, yo el 2013 hubo un momento en el que así como en el 2011 vi la mano de Dios cerrarse para mi y permitir uno de mis mayores dolores, el año pasado vi la misma mano abrirse en mi favor, sin duda un gran milagro que me abrió una gran oportunidad en el mes de enero en el cual Dios obro otra vez.

Puedo decirles con toda certeza, Dios cierra puertas, pero también las abre, y cuando lo hace, no es por un solo momento, sino que la deja abierta hasta que cumple el propósito por el cual la abrió, no la cerrara, aun cuando veas que esta por cerrarla, pronto veras que la abrirá y extenderá su mano en tu favor…mantente firme en Fe, si El la abrió una vez, hoy la puede volver a abrir.

Finalmente…cuando experimentas los milagros de Dios, no hay nada que se compare con ello, cuando sientes que Dios esta obrando a tu favor, es algo que no existe palabra para expresarlo y describirlo…Entonces veras que todo fue gracias a Una Pequeña Decisión, la que te hizo quien eres hoy y la que volverías a realizar una y mil veces…

No te rindas!! Dios es fiel, y no lo olvides!! al final el amor prevalecerá sobre todo, es decir, todo se moverá para tu bien.

                                    BendicionesImagen

Hoy quiero decirte:
-NINGUNA CARGA ES ENTREGADA A QUIEN NO SEA FUERTE
-EL PESO DE TU CARGA DEMUESTRA CUAN FUERTE ERES.
– SI ALGO ES GRANDE, ES PORQUE TU LO ERES,
-LAS PERSONAS MAS FUERTES, NO SIEMPRE LO FUERON, ANTES TUVIERON QUE SER DEBILES PARA ALCANZAR LA FORTALEZA
-LOS VALIENTES PRIMERO TUVIERON MIEDO PARA DARSE CUENTA QUE PODIAN DAR EL PASO.
Y FINALMENTE PARA LLEGAR A UNA VICTORIA PRIMERO DEBERAS SABOREAR UNA DERROTA…
Se que la vida muchas veces no nos trae muchas situaciones alegres, pero hoy quiero que recuerdes que si estas debil, entonces es el primer paso para hacerte fuerte, quizas digas “ah pero yo soy muy debil, esto esta muy duro para mi”, creeme no te das cuenta de lo grande que Dios te estima, El no le daria una mision muy dificil a alguien que sabe que no podra cumplirla…si es grande el peso de tu carga, es porque Dios sabe que eres asi de fuerte para poder llevarla, y sabe tambien que si te crees debil, esto te hara aun mas fuerte de lo que ya eres, solo que no te has dado cuenta…Hay que saborear una derrota para poder lograr una gran victoria, te ayudara a conocer el lugar en donde te enfrentaras…Jesus vivio un gran trago amargo antes de que pueda ser glorificado y todos pudieran reconocer que realmente El era el hijo de Dios, ahora…si Jesus lo paso..por que tu no?
Animo!! recuerda que “las montañas se comienzan a escalar desde abajo, nunca desde la mitad”
Dios te bendiga

(esyto fue publicado en nuestro #Facebook el 25 de enero)